Metodologías Lean. Guía para Dummies

Metodologías lean para dummies

Las metodologías Lean se han convertido en prácticamente un estándar en la gestión de empresa, tanto en el sector industrial como en el de gestión y servicios. Si tu empresa no evoluciona y sigue estancada en niveles de eficiencia o productividad logrados en épocas pasadas, aunque no lo creas, no es el momento de acometer grandes inversiones.

Las empresas con una organización deficiente o anticuada no suelen ser las que mejor acogen las nuevas inversiones, ya que, en ocasiones, los aumentos de productividad que posibilitan éstas se diluyen en un ambiente de extrema ineficiencia.

Las citadas metodologías Lean son la solución inmediata para este tipo de situaciones.

Historia de las metodologías Lean

Las técnicas para la optimización de la producción aparecen a principios de siglo XX. Taylor estableció las bases de la organización científica del trabajo y, posteriormente, Henry Ford implementó la cadena de fabricación de automóviles en masa para la fabricación del Ford T.

Historia de las metodologías Lean

Al otro lado de Pacífico, a finales del siglo XIX, surgió el primer pensamiento Lean Manufacturing por parte de Sakichi Toyoda, el fundador del Grupo Toyota. El Sr. Toyoda creó un dispositivo que detectaba problemas en los telares y alertaba cuando se rompía un hilo.

La maquina Toyoda no solo automatizó un trabajo anteriormente manual, sino que añadió un elemento de capacidad de detección de error en la maquina, “Jidoka”, una máquina con un toque humano. La producción paraba cuando un elemento era detectado como defectuoso, y evitaban producción de errores. Esta medida permitió que un único operario pudiera controlar varias máquinas, incrementando la productividad.

Su sucesor, Kiichiro Toyoda, desarrolló esta filosofía, y apostó por crear una “situación ideal de creación, donde máquinas, instalaciones y personas trabajan juntos para añadir valor, sin generar desperdicios”. Creó metodologías y técnicas para eliminar los desperdicios entre operaciones, tanto líneas y procesos. El resultado fue el método Just-in-Time (JIT).

Fue Eiji Toyoda quien aumentó la productividad de los trabajadores, añadiendo valor al sistema JIT, y estableció el Toyota Production System (TPS). El modelo se basaba en producir solo lo que se demanda y cuando el cliente lo solicita, esto se complementó con la reducción de los tiempos de cambio de herramientas, a través del sistema SMED y con diferentes técnicas que enriquecieron el sistema Toyota.

Taiichi Ohno, apoyado por Eiji Toyoda, ayudó a establecer el Toyota Production System, y crear las bases del espíritu de Toyota para “crear las cosas”, o el «Modelo Toyota».

Taiichi Ohno. Metodologías lean
Taiichi Ohno. Impulsor de las Metodologías lean

Tras la crisis del petróleo de 1973 Toyota destacó por su sistema JIT o TPS mientras que muchas empresas japonesas incurrían en pérdidas. Entonces,el gobierno japonés fomentó la extensión del modelo de Toyota a otras empresas y la industria japonesa empezó a desarrollar su ventaja competitiva.

A principios de los 90 el modelo japonés llegó al occidente de la mano de una publicación de Wornak, Jones y Roos titulada «La máquina que cambió el mundo». Allí se utilizaba por primera vez el concepto de Lean Manufacturing.

¿Cuáles son la metodologías Lean?

Habitualmente las metodologías Lean se agrupan en función de lo extendidas que se encuentran en las empresas:

Metodologías Lean más extendidas


Surgieron de la simple observación de las prácticas realizadas en las plantas de producción.

Por tanto, estas técnicas deberían de seguirlas todas las compañías, aunque no estuvieran aplicando la metodología Lean, debido a su lógica y sentido común.

  • Kaizen. Es la metodología que impregna al resto de metodologías lean. También denominada como mejora continua está basada en la superación paulatina y sostenida de las capacidades de la empresa. En su concepción original se trata de una metodología de equipo, pese que en ocasiones es implementada en organizaciones occidentales de manera vertical.
  • 5S: El objetivo principal es la mejora del ambiente laboral, aunque de cara al equipo, el objetivo aparente es que las condiciones del área de trabajo mejoren mediante la utilización de unos parámetros sencillos (organización, orden, limpieza).
Metodologías Lean. 5Ss
Metodologías Lean. Las 5Ss
  • Cambio rápido de herramienta (SMED): Reducir el tiempo de preparación de las máquinas o herramientas. Derivada del metodologías Kaizen con variaciones propias del cambio de referencia.
  • Estandarización: basada en la creación de instrucciones de la manera de cómo hay que hacer las cosas. Básicamente se trata de documentar el procedimiento de trabajo. Suelo ser un paso previo a la medición y cuantificación de dichos procedimientos.
  • Mantenimiento productivo total (TPM): técnica que fomenta el mantenimiento preventivo cuyo objetivo es la eliminación de despilfarros como averías, defectos o tiempos de parada de las máquinas.
Metodologías Lean. TPM
Metodologías Lean. El TPM
  • Control visual: información visual y comunicación para que todos los empleados tengan noticias del estado y funcionamiento de la organización y de los progresos llevados a cabo con la mejora continua. Además es la forma como vamos a comunicar a los trabajadores con los clientes de cara a empoderarlos, impulsando su responsabilidad y autoridad.


Metodologías Lean de dificultad intermedia


Implican un mayor compromiso y esfuerzo a la hora de ponerlas en práctica.

Esto se debe en gran medida a la concienciación que deben realizar todos los empleados de la compañía, desde los operarios hasta los altos directivos con este cambio de cultura en la organización. Las principales son:

  • Jidoka: Actualmente es un estándar en muchos sectores. Jidoka  es una metodología japonesa que se podría traducir como Autonomización de los defectos o Automatización con enfoque humano y es uno de los pilares del “Lean Manufacturing” junto con el “Just in time”. Su procedimiento incluye los siguientes pasos: Localización del problema, parada, alerta, solución rápida y, finalmente, investigar y corregir la raíz. Lo que implica descubrir la causa del problema y aplicar una solución definitiva.
  • Técnicas de calidad: Buscan la minimización y eliminación de errores y defectos. Tienen metodologías relacionadas como Six sigma, TQM, etc…
  • Sistemas de participación del personal: Equipos encargados de supervisar y mejorar la estructura Lean, a la vez que aportan iniciativas para seguir mejorando. Están implícitos a una correcta aplicación del Kaizen.

Metodologías Lean menos extendidas


Se encuentra compuesto por una serie de metodologías lean más específicas y avanzadas respecto a las anteriores pero no por ello menos importantes. Requieren e implican un cambio en la planificación y en el control de la cadena de producción.

Además, están directamente relacionadas con el Just in Time, uno de los pilares del Lean, el cual empezó su éxito en el sector del automóvil, y que poco a poco se fue extendiendo a otras líneas de negocio.

Las más importantes son las siguientes:

  • Heijunka: nivelar o equilibrar la producción, conectando a los proveedores y a los clientes. Se deja atrás los lotes grandes y poco variados, apostando por lotes pequeños. El objetivo es conseguir un flujo continuo en la producción pese a una alta variabilidad.
  • Kanban: esta técnica funciona antiguamente a través de tarjetas, las cuales informaban de las necesidades de materiales, repuestos o un determinado producto. En la actualidad, la mayoría de la empresas que implementan Kanban, hacen uso de sistemas digitales para la gestión, habiendo abandonado el uso de tarjetas. Es una metodología que simplifica la gestión y reduce la cantidad de estoc.
  • Milk Run: se trata de un concepto sencillo. Gestionamos el aprovisionamiento en una única ruta, la cual incluye el abastecimiento de varios componentes de forma conjunta. Esto provoca importantes reducciones del coste del transporte.

¿Cuál son los objetivos de las metodologías Lean?

Mejorar la Calidad del producto o servicio

La empresa debe centrarse en producir y entregar productos de calidad para para superar a la competencia. Al reducir el desperdicio de tiempo, el equipo puede invertir tiempo y recursos en mejorar los productos y/o servicios.

Las empresas que aplican Lean están más enfocadas a los intereses de cliente y a su satisfacción. El establecimiento de indicadores en los procesos tiene como objetivo que los equipos tengan una idea clara de como afecta su desempeño al valor añadido recibido por el cliente.

Dentro de estos indicadores, la calidad juega un papel fundamental que está reflejado directa o indirectamente en la mayoría en la mayoría de dichas métricas.

Por otro lado, dentro de las metodologías lean, podemos encontrar varias de ellas centradas en asegurar la calidad

Eliminar el desperdicio

Referido a todo tipo de desperdicio, incluidos los desperdicios de tiempo, materiales y máquinas. Las metodologías Lean están orientadas todas ellas a la identificación y eliminación de estos desperdicios:

  • Defectos de producción. Los defectos de producción y los errores de servicio no solo no aportan valor, sino que lo restan. Los defectos siempre es mejor prevenirlos que o corregirlos.
  • Sobreproducción. Producir más de lo inmediatamente necesario es una práctica bastante habitual almacenando el exceso en estoc en espera de que sea demandado. A veces se hace pensando que es más económico producir grandes bloques y con la mentalidad del ‘por si acaso’ detrás de la mayoría del conjunto de los despilfarros.
  • Exceso de inventario. Un inventario que sobrepasa lo necesario para cubrir las necesidades de la compañía o del cliente tiene un impacto negativo en la economía de la empresa además de ocupar un espacio valioso. Unidades obsoletas o material que no llega a utilizarse, son algunas de las consecuencias que conlleva la acumulación innecesaria de piezas o materia prima.
  • Esperas. Los tiempos muertos, tanto del personal que se mantiene pasivo como de la maquinaria. Suele producirse por una desincronización de las partes de un proceso como podría ser, por ejemplo, tener que esperar a recibir más materia prima para seguir fabricando, la falta de alguna herramienta necesaria o cualquier otra causa. Sincronizar los flujos o la flexibilidad laboral podrían ser algunas formas de combatirlo.
  • Transporte. Se entiende que el traslado de materiales, personas o documentos de un sitio a otro no añaden valor alguno a la empresa. Además, el transporte cuesta dinero, equipo, combustible o mano de obra por lo que habría que evitarlo.
  • Movimientos innecesarios. Todo el movimiento innecesario de personas o equipamiento que no añadan valor al producto o servicio.
  • Sobreprocesos. Se originan cuando los procesos no se revisan y no se optimizan, de manera que acabamos haciendo o repitiendo acciones que son innecesarias. La clave está en erradicar todo aquello que no aporta valor al cliente.
  • Desaprovechamiento del talento humano. Desaprovechar las fortalezas de cada empleado en el uso de su creatividad e inteligencia. Como causas del desaprovechamiento puede citarse una política de empresa anticuada, no querer reconocer ese talento para no aumentar la retribución o escasa cultura innovadora en la corporación.
Los 8 desperdicios Lean

Mejorar la productividad

Unos tiempos de producción inferiores y producir más rápido significa menos gastos generales y más ingresos. Al reducir el tiempo, se mejoran los costes porque al producir más rápido, se reducen los costos totales.

La reducción de costos permite a tu empresa seguir siendo competitiva, y es garantía de éxito. Reducir costes es la mejor manera de mejorar la competitividad.

La aplicación de las metodologías Lean es el primer paso para el incremento sucesivo de la productividad. Su aplicación ha de ser previa a la implantación de automatizaciones o digitalizaciones propias de la I4.0 o corremos el riesgo de que estos desarrollos tecnológicos fracasen.

¿Cuáles son los tres ideales de las Metodologías Lean?

Desde el punto de vista general, las metodologías Lean se fundamentan principalmente en unos principios fundamentales que surgen a partir de la diagnosis y eliminación de desperdicios.

  • Entregar valor, entendido desde la perspectiva del cliente. El técnico ha de cuestionar cada operación del proceso actual para analizar si el cliente realmente está interesado en que la empresa lleve a cabo dicha operación.
Metodologías lean valor
El valor con las metodologías lean.
  • Eliminar desperdicios, entendidos como todo lo que no aporte valor al producto final. Los desperdicios son perfectamente identificados y eliminados por las metodologías Lean.
  • Avanzar hacia la excelencia, en base a la mejora continua. También las nuevas tecnologías necesitan de base las metodologías Lean para ese camino a la excelencia.

¿Cómo implementar la metodologías Lean?

En la mayoría de los casos, las metodologías Lean pueden ser implementadas siguiendo un procedimiento común. Los principales pasos para la aplicación en un procesos, ya sea de fabricación o gestión, son:

  1. Definir el valor de cada producto. Un punto de partida, que puede ayudar a centrar la definición de Valor, es definir los 5-6 pasos esenciales del proceso.
  2. Identificar el flujo de valor del proceso. Para ello utilizamos una de la metodologías Lean, el VSM.
  3. Eliminar los desperdicios.
  4. Hacer fluir el valor sin interrupciones. Es importante la aplicación de conceptos como el «one piece flow».
  5. Dejar que el cliente tire del valor. El lo que se denomina habitualmente en la industria, trabaja en «pull».
  6. Equilibrar el trabajo. Ya sea en las líneas de trabajo mediante equilibrado de puestos o entre las diferentes células utilizando «Heijunka«.
  7. Mejorar continuamente con las técnicas Kaizen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web usa cookies.
Las cookies de este sitio web se usan únicamente para personalizar el contenido y analizar el tráfico.